Cómo Tratar a mi Hijo Adolescente?

La adolescencia es una etapa de la vida muy difícil, es cuando el muchacho/cha no es ni niño ni joven, su mente esta en transición, su cuerpo también y muchas veces vive indeciso de todo, es el momento en el que aprende a tomar decisiones importantes para su futuro.

Todo lo que tu hijo adolescente haga en, un sentido, sera el resultado de tu relación con el, si tu hijo se comporta de una forma un tanto molestoso, desobediente, etc. es posible que te este dando una alerta de que desea tu atención. Lo mas recomendable es que tengas una buena relación con tu hijo, para que las decisiones que tome sean inteligentes; escúchalo sin reproches y con amor. Si ha hecho algo malo castígalo, no con golpes, sino quitandole lo que más le gusta por un tiempo y recuerda que debes ser misericordioso pero no consentidor.

Entabla una amistad con tu hijo,  si ya la tienes felicidades, si no te advierto que será difícil, por eso es bueno que desde la niñez seas el  mejor amigo de tu hijo/ja para evitar problemas de relación en la adolescencia, pero no te entristezcas se puede lograr, brindándole confianza a tu hijo y amor, que el vea que te interesas por él o ella y que deseas su felicidad.

No olvides orar a Dios y pedirle que el ponga palabras en tu boca para tratar a tu hijo/ja en esta etapa, si logras que él o ella superen esta etapa con éxito habrás logrado ayudar a tu hijo para que tenga una futuro y/o vida sana y feliz y llena de sabias decisiones, sino sigue luchando, con Dios todo es posible.

lee este pensamiento sobre lo que tu hijo/ja adolescente quiere decirte y medita en ello:

Cuando te pido que me escuches y comienzas a darme consejos, no has entendido lo que te pedí.
Cuando te pido que me escuches y comienzas a decirme por qué no debo sentirme de tal manera, pisoteas mis sentimientos.
Cuando te pido que me escuches y sientes que debes hacer algo para resolver mi problema, me has fallado, aunque te suene raro.
¡Escucha!
Lo único que te pedí fue que me escuches. y no hables o hagas algo, solo escúchame.
Yo sé valerme por mí mismo. No soy un inútil. Cuando haces algo por mí, que yo mismo puedo y debo hacer, contribuyes a mis sentimientos de temor e insuficiencia. Pero, cuando aceptas como un simple hecho lo que yo siento, sin importar cuán irracional parezca, entonces puedo cesar de intentar convencerte y dedicarme a comprender lo que hay detrás de tales sentimientos irracionales.
Y cuando esté claro, las respuestas son obvias.

También te presentamos este vídeo, para que conozcas mas sobre esta etapa.

Related Posts with Thumbnails

Suscríbete a "el Amor de hogar"

y recibe todos nuestros temas

Ingresa tu email aquí

¡Es GRATIS!

Sala de Chat

 

el Amor de hogar | Copyright © 2012 - Plantilla diseñada por Kebby Rodríguez